Recientes

16 de abril de 2018

Herejía de Horus 03: La galaxia en llamas - Reseña (review)


Hola de nuevo lectores habituales y ocasionales de Profanus40k. Siguiendo la estela de lo que mencioné en una reseña hace poco, me hallo inmerso en la lectura de las novelas de la Herejía de Horus en mis viajes de ida y vuelta del curro. Hace poco hablábamos de la segunda novela, Falsos dioses. Hoy, llega la tercera parte y verdadero comienzo de la Herejía en toda su plenitud y maldad: La galaxia en llamas.

Contexto

Horus ha "resucitado" como una suerte de yisus malvado, calvo y embutido en armadura, tras su caída en el asalto a la luna de Davin, donde resultó herido por el arma portada por un converso de Nurgle. Ahora, iluminado por el poder del caos (aunque tampoco se detalla mucho como esto se extiende por la legión, solo que es por las logias), decide que ha llegado el momento de dar el primer paso y purgar filas. Camino hacia Istvaan III.


La trama

-- Cuidado, SPOILER --

Istvaan III es un planeta lleno de vida y sus gentes se supone que han sido pervertidas por su cultura retrógrada y religiosa. Las fuerzas de la legión de los Hijos de Horus, junto con los Hijos del Emperador (liderados por Eidolon ya que Fulgrim está de viaje de negocios viendo al mecánico jefe de los Manos de Hierro), la Guardia de la Muerte y los Devoradores de Mundos van a purgar el planeta. No pacificarlo o sumarlo al Imperio, no. Purgarlo.

El primer paso es asaltar su sistema de defensa en Istvaan Extremis, donde Saúl Tarvitz, capitán de los Hijos del Emperador lucha contra las primeras fuerzas de los enemigos, claramente de Slaanesh aunque ellos no lo saben. Los enemigos están dirigidos por unos psíquicos llamados cantores de guerra que, a modo de Marines Ruidosos, van matando a los marines. Tarvitz es testigo de como Eidolon revienta a una de estas cantoras de un berrido y posteriormente este le enseña el genial trabajo que está haciendo Fabius Bilis. Este se horroriza y comienza su mosqueo. Logra convencer a un Dreadnought amigo suyo que designa funciones de combate que debe permanecer en la nave cuando se entera de la primera oleada que debe descender sobre Istvaaan III. Algo huele a chamusquina.

Por todos lados los combatientes están un poco mosqueados, ya que no se van a desplegar de forma normal sino por escuadras concretas. Con ellos se despliega el Dies Irae, un titán de batalla de tamaño descomunal de clase Imperator. La batalla comienza y el enemigo es demente y está decidido a morir matando. Las huestes de las legiones hacen lo que mejor saben, masacrar indiscriminadamente, pero hasta a ellos les parece exagerado que haya que segar tantas vidas humanas. En la flota, Tarvitz va merodeando y observa como la flota se pone en posición de bombardeo y, tras una confirmación de un miembro del mechanicus que no sabe que él aún es leal, descubre que pretenden lanzar bombas víricas contra el planeta. Roba una Thunderhawk y se lanza al planeta a avisa a sus camaradas, ya que las comunicaciones han sido cortadas.


Es perseguido por varios cazar y en última instancia es salvado por Nathaniel Garro, capitán de la Eisenstein, que derriba a esos cazas y gracias a la información de Saúl descubre esta traición y está dispuesto a avisar al Emperador (aquí se corta la trama de la Eisenstein, que saldrá seguramente en el siguiente libro y conveniente reseña).

Tarvitz llega a tierra y avisa a sus hermanos para que se preparen mientras las bombas comienzan a caer. Muchos mueren pero muchos más logran protegerse del virus devorador de carne (que es capaz de aniquilar hasta a los Tiránidos) y el posterior bombardeo que prende fuego a la atmósfera y convierte durante un rato a Istvaan III en un pequeño sol. Toca organizar la resistencia, ya que seguramente les vayan a bombardear pero... Angron baja en persona a cargarse a los leales al Emperador. Su nave se abre de par en par y el Ángel Rojo se infla a matar a Devoradores de Mundo leales.

Finalmente se consigue hacerle retroceder debido a sus estrategias poco imaginativas y Saúl, junto con Lucius, Loken, etc. logran coordinar esfuerzos y hacerles retroceder decenas de veces, matando a muchos de los traidores en el proceso. Como Saúl no le dora la píldora a Lucius por todo lo que hace, este se ofrece a traicionarles ante Eidolon. Este acepta y el flanco cae y Lucius y Tarvitz se ven envueltos en un combate que acaba en una pelea sucia donde Lucius acaba teniendo que huir por patas.

Loken y Toggardon se enfrentan al pequeño Horus y a Abaddon, además Loken también se enfrenta a Khârn... hay muchas peleas, mucha épica, mucha lucha. Sin embargo, y como todos sabemos si hemos jugado a este juego y hemos leído un poco alguno de los codex... todos mueren de forma noble y heroica.

Finalmente Saúl y sus compañeros, que siguen resistiendo y han resistido contra todo son bombardeados desde la órbita y el palacio en ruinas que defendían es desisntegrado. Fulgrim regresa con la noticia de que no ha logrado corromper a Ferrus Manus (cosa que podéis leer en la reseña de la novela Fulgrim), a lo que Horus se cabrea mucho. Bueno, ¿qué se le va a hacer? Llega el momento clave, que se llevará a cabo sobre Istvaan V.

Nota: los rememoradores importantes logran escapar del Espíritu Vengativo con ayuda de un Astartes amigo de Loken y son recogidos por la Eisenstein, así que seguramente ahí haya chicha en el futuro.


Opinión

Saúl, Loken, Toggardon... ¡cabrones, teníais que haber sobrevivido! La verdad que es una novela muy recomendable para los amantes de las escenas épicas y las resistencias finales. Ya sabes el final de ella pero lo importante de la misma es como se va desenvolviendo, pudiendo transmitirte sus ideas y pensamientos. A pesar de que muchos finalicen sus andanzas aquí, los personajes muestran un lado más humano y la cantidad de sucesos ocurren de una forma que me ha parecido amena, muy entretenida de leer y con bastantes alicientes.

A pesar de tanta muerte, destrucción, tiros y sangre, la novela logra transmitir el mensaje "moraleja" que una buena historia debe hacer: la defensa de un ideal justo frente a la codicia, la avaricia, los malvados y los traidores. Es una novela con una constante lucha de ideales llena de acción y momentos muy épicos como la lucha de Loken contra Khârn, Tarvitz contra Lucius, etc.

Una lectura recomendada para todos los fans de la Herejía de Horus, ya que es una novela muy entretenida.

¡Y si te ha gustado la reseña compártela!

Aquí puedes ver todas nuestras reseñas: REVIEWS

6 comentarios:

  1. Esta novela me gusto tanto por la epica de leer una defensa hasta la muerte, y el hecho de matar a sus personajes principales( los buenos), nada de final feliz USA,aunque como todo en 40k, cuando los buenos parecen perder es solo una victoria temporal y pirrica de los malos, por sacarle algo malo me centro en dos cositas:
    1-si quieres purgar a tu Legion de leales al trono veo todo muy enrrevesado, tirar a los "leales" contra potenciales aliados no lo entiendo, si fuera al reves, tirarlos contra un mundo imperial leal alegando traicion y dejarles diezmarse pues vale, pero bueno.
    2-Los supervivientes al bombardeo resisten si mal no recuerdo semanas? sin pertrechos y ni municiones, supongo que rapiñan mucho, pero tanto para resistir ante sus Legiones con todo a favor? esto es una pequeñez pero por decir algo mas.
    Aun asi me gusto mucho el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que el 1 leí en algun codex o libro hace años que neceditaban las muertes porque los dioses del caos se lo habían exigido a horus plan declaración de intenciones (es más, las muertes y el chillido psíquico ocultó la luz del astronomicon)
      El 2. Los marines pueden hacerlo, su armadura les permite estar semanas sin comer y lo de aguantar semanas es para darle esa epicidad plan los 300 espartanos contra los persas, que tardan tanto en ganar por exceso de confianza. Eso es lo que le pasa a Horus.

      Es una buena novela. Quiero jugar luchas así en mesa, coño ya!

      Eliminar
    2. Estaría muy guapo jugarlo cuando salga titánicus, para que esté a la escala del conflicto.
      Hace mucho que leí el libro, pero juraría que el punto 1 es basicamente lo que hicieron, escogieron asaltar Istvaan III con solo los leales, y sabiendo que no iba a aguantar lanzaron las bombar víricas para que la palmaran. Claro que la "traición" de unos pocos les complicó las cosas.
      Y hombre, tan solo semanas no me parece para tanto para un astartes, más pudiendo rapiñar munición y armamento del enemigo.
      También hay que entender que no solo eran la parte leal de las legiones, eran los más veteranos, tuvieran el rango que tuvieran.

      Eliminar
  2. Si el libro deja claro el tono de la resta de la Herejia , vencer o extinguirse, y respecto a los leales en Isvaant III recuerda que son Marines Espaciales y son capaces de sobrevivir en las peores condiciones, si no los han matado explicitamente no los consideres muertos aún.

    ResponderEliminar
  3. Gran novela y gran reseña!

    Estoy deseando que llegueis al duo de Prospero xDD

    ResponderEliminar
  4. pss pss.....no mueren todos..... ;) ahi te lo dejo hasta que leas el relato corto adecuado

    ResponderEliminar

Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...