Recientes

15 de septiembre de 2016

Era de Sigmar - Resumen de los audiodramas Realmgate Wars (Parte 1)


Buenos días a todos, lectores y habituales de Profanus40k. Hoy vengo a hablar de algo que hace poco descubrí y que quiero compartir con vosotros por si pudiera llegar a interesaros. Hablo de un material solo en inglés que nos vende GW a través de la Black Library, los audiodramas.

No confundir con los audiolibros (estos son simplemente un lector leyéndote el libro, el otro, el audiodrama, tiene efectos, explicaciones adicionales y música. Mola más). Este resumen incluye los audiodramas: The Prisoner of the Black Sun, Sands of Blood, The Lords of Helstone y The Bridge of the Seven Sorrows.

Curiosamente, a raíz de mi adquisición del Warhammer Quest: Silver Tower he empezado a fijarme en el universo de la Era de Sigmar (Age of Sigmar) y en el material que han ido dándonos. Os pongo en contexto: soy una persona que conoció Warhammer Fantasy en la que considero su mejor etapa: 6ª edición. Tras la llegada del paso de la calavera y 7ª lo dejé y mis hordas del Caos han permanecido guardadas en caja desde entonces, exceptuando un par de ocasiones que salieron para rememorar tiempos mejores.

Asqueado por el spanglish y rechazando el estilo copia de los planos de D&D (Dragones y Mazmorras), pasé del AOS y sus Marines Espaciales medievales. Sin embargo, cierto día me dejé caer por una tienda de GW que me pasaba de camino a ver qué cosas iban sacando y vi un montón de material que desconocía. Me hice con el Silver Tower a través de Goblintrader y tras jugarlo (y disfrutarlo muy mucho, aunque aún no he llegado ni a completar la primera prueba... para 2 personas es chungo, aviso), me dio por buscar información de la Era de Sigmar.

Entre el múltiple material que he adquirido desde entonces destaca, por novedad, un disco con un audiodrama titulado "Great Red" que aún no he escuchado, pero que incluye a los Mandibula 'ierro (Ironjawz). El que atendía me comentó que, aunque puede oirse de forma independiente, forma parte de una historia mayor. Busqué y resulta que toda ella se encuentra en la novela "Montarch of Night". Pues tras llegar a casa me hice con el resto de audiodramas de la serie y empecé a escucharlos.

Solo decir que comienza con la proclama de Nagash que aparece en esta entrada. Me llamó mucho que apareciera el propio Nagash en voz (la verdad que está muy logrado).

En total es como si los primeros 4 conformaran una historia en sí misma y los segundos otra. Aquí os relataré lo acontecido en los primeros 4 audios (que son casi 5 horas de historia).

ATENCIÓN: SPOILERS. Si estás interesado en escuchar esta historia y lo que acontece a Tarsus, Señor Celestian de los Caballeros Consagrados, en su búsqueda de Nagash, deja de leer aquí y, si tienes buen oido para el inglés, aconsejo probar los audiodramas. Sobre todo el primero, Prisioner of the Black Sun.

Bueno, al lío...



Prisoner of the Black Sun

La historia comienza con la proclama de Nagash, destruido físicamente por Archaón, el Elegido del Caos. En ella, el Rey de la No Muerte nos habla un poco del pasado, de lo que ha tenido que pasar y el como aún perdura como señor del reino de la muerte.

Después se nos presenta a Tarsus, el Señor Celestian de los Caballeros Consagrados, Eternos Nacidos de la Tormenta de Sigmar (Stormcast Eternals, como un Capítulo de Marines Espaciales medieval formado por "No muertos" encerrados en armaduras doradas de titanium marca registrada llamada sigmarite), acompañado de Ramus, el Portador del Relicario (el Capellán, vamos) que han sido enviados junto a una hueste de Eternos a parlamentar con Nagash en nombre de Sigmar (el Dios-Emperador en Fantasy).

Sus pasos les llevan a través de llanuras yermas infestadas de siervos de Khorne y sus campeones. La historia nos relata un poco la personalidad de los Sigmarines y sus orígenes, así como su misión de parlamentar con Nagash abriéndose paso a hostias contra todo. Hay mucha batalla, mucha música épica y la verdad que está muy bien descrito. Entonces se resguardan en un templo donde hay un hombre encadenado a un planetario.

Este hombre resulta ser un vampiro, el famoso Manfred von Carstein, que se ofrece a ayudarles cuando el enemigo les ataque. Consistentemente una hueste enorme de fieles a Khorne se parapeta a las puertas del templo y planta batalla ante los Marines Espaciales Eternos de Sigmar. Entre ellos hay muchos engendros de Khorne (sí, tienen otro nombre pero no recuerdo como era... muchas "k", "g" y "h" en el nombre). 

La batalla se recrudece y los guerreros de Tarsus van perdiendo terreno ante los siervos de los Dioses Oscuros. Entonces Tarsus libera al vampiro que les ayuda a masacrar a los siervos de Khorne con la ayuda de su Montura, un Terror abisal. Al final logran vencer y en agradecimiento Mannfred se compromete a guiar a los Caballeros Consagrados hasta Nagash.



Sands of Blood

La historia comienza con Nagash hablando de su poder y la ira que le genera que alguien le haya arrebatado parte de su poder y/o que sepa de su debilidad (ya que Sigmar logra que las almas de sus muertos vuelva a su reino para "renacerlos").

Tras eso la historia comienza con una batalla en una especie de desierto rojizos. En su transcurso se levanta una tormenta de arena y los Eternos ven una carabana de personas mortales que intenta atravesar el desierto. Deciden ayudarles y encontrarles cobijo mientras les protegen de los siervos del Caos. Encuentran un templo donde una secta de vampiros pacifistas se refugia y, cuando los enemigos llegan a sus puertas, los Marines de sigmar lo usan de fortaleza para luchar contra ellos. Logran poner a salvo a los mortales y al final los vampiros de la secta masacran a los siervos de Khorne.

En esta historia destaca el como los mortales del reino de la muerte "paga" un tributo en sangre a sus "protectores", que no les hieren por ello, solo unas chupaditas fuertes a los antebrazos.

Tras la batalla Mannfred guía a Tarsus y los suyos de nuevo en busca de Nagash.



The Lords of Helstone

La historia comienza con Nagash hablando de su poder y la ira que le genera que alguien le haya arrebatado parte de su poder y/o que sepa de su debilidad (ya que Sigmar logra que las almas de sus muertos vuelva a su reino para "renacerlos"). Es como antes en Sands of Blood, pero aquí ya está más farruco y rebotado. Muy cabreado.

En esta historia Tarsus y sus Caballeros Consagrados, guiados por Mannfred, avanzan por Helstone, un pueblo sin habitantes. Esta historia muestra retazos de la vida de Tarsus cuando era mortal y murió a manos del Caos pero, como rezaba a Sigmar y a este le cayó majo, ahora ha renacido como Eterno tras pasar por la forja. En su vida pasada vio a Mannfred luchar a su lado contra el Caos pero se lo calla.

Avanzando se encuentran con los necrófagos que les hacen de protectores hasta que hay problemas con unos siervos de Nurgle, entonces los no muertos desaparecen y los guerreros de Tarsus se lían a palos con estos. Tras muchos golpes, insultos, gorgoteos nurglosos y proclamas al más puro estilo Marine Espacial, los guerreros de Nurgle están al borde de la derrota. Entonces Mannfred aparece y los masacra junto a sus Necrófagos, muy heroico todo.

Allí encuentra el Colmillo de nosequien que les permitirá llegar a Stygxx, donde habita Nagash, un plano de D&D de muerte, plan inframundo. Tras ello y un par de rifirrafe, Mannfred les guía hacia Stygxx.



The Bridge of the Seven Sorrows

La historia comienza con Nagash ya loco perdido. Ya le falta solo insultar a Sigmar y cagarse en sus muelas. Quiere poder y dice que se va a cargar al resto de dioses, que quiere estar solo él en el poder. Según parece, que Archaón le diera la del pulpo no ha mermado su ego, pero eso sí, la intro mola pegote.

Tarsus y sus colegas son cada vez menos. En las batallas se han ido muriendo y ahora ya solo quedan los equivalentes a una compañía de Marines Espaciales, quizás menos. El capellán, Ramus, anda con la mosca detrás de la oreja, aunque Tarsus insiste que es solo que están en el reino de la muerte y claro, el olorcillo a podrido y las moscas son como los colibrís y las nubes de algodón de azucar en Azyr, el paraiso terrenal de Sigmar.

Gracias al Colmillo Mannfred encuentra la entrada a Stygxx para sus amigos plateados (sí, estos van pintados de plata aunque antes dijera que eran dorados). La historia te describe las extensas catacumbas de aquel lugar y como a la entrada está una copia de los guerreros de terracota chinos pero... de tumularios hecho de siervos de Khorne. Estos la lían y se pulen a la mitad de los colegas de Tarsus antes de que entren en el reino de Nagash y ahí no puedan perseguirles.

Avanzan a oscuras hasta llegar al puente de las Siete Penas (que se refiere a las estatuas de siete reinas que ofrecieron sus vidas para salvar a sus plebeyos de la muerte pero bueno... son espectros aullantes dentro de su pokeball. Allí se topan con Arkhan el negro, el más fucking boss de todo el underworld (no, en serio, cuando habla me lo imagino con gafas de sol y la gorra pa' atrás plan poligonero chungo de barrio deprimido).

Mannfred exige a Arkhan que les deje pasar para ver a Nagash pero este dice que no, que pa chulo chulo, su pirulo (que por cierto, tiene uno). Y Mannfred y él se lían a porrazos. Gana Mannfred y todo resulta que era una ilusión y Nagash posee a Arkhan.

Nagash se ríe, Mannfred llora, los Caballeros Consagrados mueren y Nagash encarcela sus almas para que se joda Sigmar y nada... que Tarsus tiene un plan. Recuerda su vida como hombre mortal, el como lleva tantas horas de paseo sin comer ni cagar y que si vendiera su armadura le daba pa comprarse la casa en la playa que siempre quiso pero... entra en sí y va a por Nagash.

Le da un golpe, Nagash se asusta y se le escapan las almas encerradas (oh, poderoso Nagash que quiere matar a los demás dioses) y atrapa a la de Tarsus. Luego finaliza al más puro estilo final del Halo 2 (mente enjambre flood con cortana) y... chan chan chaaaaan. Fin.



Conclusiones

La verdad que los audios están genial, vale que yo los banalizo un poco aquí y que quizás sean un poco caros pero la verdad que son una forma perfecta para entender a los "Stormcast eternals", el nuevo trasfondo de la Era de Sigmar y siempre es un gustazo escuchar a Nagash, sobre todo cuando se le va la olla.

Si podéis comprarlo y/o haceros con el de Prisoner of the Black Sun sabréis de lo que hablo. Está muy bien.

Espero que os haya gustado el resumen. ¿Y vosotros qué? ¿Os gustan los audiodramas en inglés? ¿Os habéis hecho con alguno alguna vez? ¿Qué os parece el trasfondo de la Era de Sigmar? Comentad si queréis que Nagash se tome unas vacaciones, que el pobre está amargao porque en su barrio no hay ambiente y está todo muy muerto.

11 comentarios:

  1. pues es algo curioso, el trasfondo de AoS no me llama mucho pero no deja de ser algo curioso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es raro y abstracto de narices. Desventaja, evita que te identifiques con él mucho. Ventaja, puedes inventar la historia que quieras, siempre que tengas inventiva, claro.

      ¡Saludos anónimo!

      Eliminar
    2. Pues si, lo bueno y malo es que es tan abstracto que cabe todo, pero no hay mas que batallas y guerras, como no sea que usen esto como trampolin de algo mas despues...

      Eliminar
    3. La Era de Sigmar es una copia del plano de Aqueronte, de D&D. Quien no me crea, que mire este enlace

      Eliminar
  2. Desde luego tiene buena pinta y parece que todo avanza

    PD: Para quienes no hemos jugado al HALO 2, puedes aclarar la última parte? xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, no! Toca investigar Wolfen, ahora que he creado hype :3

      Eliminar
  3. A mi el trasfondo de AoS me parece aberrante, lo peor que he leído en la vida, sin sentido, lo han hecho tan "épico" que da pena, en fin, aberrante.
    En cuanto a los Marines, si es que lo son, algunos llevan hasta bolters, esas ballestas to tochas, una vez pasado el susto inicial no están mal, aburridos pero cumplen bsu función, los dragones están hecha de cajas de cartón horribles.
    Bueno que me voy den tema, trasfondo horrible, todos mueren y reviven en otros mundos universos puertas no se que mas. ¿He dicho ya que el trasfondo es horrible?
    En cuanto a profanus geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, épico épico... Aquí ya las cosas son tan tochas que épico es raro. Yo prefiero centrar mis partidas en un trasfondo amigable, como el antiguo de Fantasy, pero con las reglas de la Era de Sigmar.

      Tengo que probarlo antes de poder hacerme una idea, que he jugado a la Torre pero aún nada de lo de Sigmar.... y eso que lleva un año con nosotros.

      Puto spanglish...

      Eliminar
    2. Con épico me refiero a que Grimnir lucha contra una sierpe gigante enorme gargantuesca y mueren los dos a la vez y el enano se transforma en oro. O que Sigmar le da una paliza a Grokamorka, si algo así se llama, y se hacen amigos pero luego se cabrea otra vez y se transforma en gorko y morko, o al revés no se, no me importa.
      Illo una locura sin sentido, sin pies ni cabezas.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...